ANASAC


Impulsa la industria del palto con reguladores de crecimiento


Nuestra fruticultura chilena, de alto valor, nos presenta cada día desafíos que debemos enfrentar para lograr los objetivos de rentabilización en los proyectos. Esto se traduce en el uso de herramientas que pueden modular la respuesta de los árboles frente a las condiciones ambientales presentes, déficit hídrico por falta de agua en las cuencas, bajas temperaturas durante las floraciones, etc. Por lo tanto, junto a las prácticas de buen manejo en los huertos, se requiere de herramientas adicionales para conseguir los objetivos productivos necesarios y de esta manera, hacer de esta actividad un negocio rentable y sustentable. Los fitoreguladores o Reguladores de crecimiento (RV) o PGRs (Plant Growth Regulators) son ampliamente utilizados en diferentes cultivos para obtener mejores resultados. Muchos de ellos, son de origen biológico y se obtienen por procesos de fermentación. Otros son producidos por síntesis, de donde se obtienen las moléculas activas, seleccionadas con métodos de alta tecnología.

Por Matias Bertrand
En el cultivo del palto, Persea americana Mill, el uso de fitoreguladores se ha transformado en una herramienta de uso masivo, que agrega valor al sistema productivo, al afectar positivamente procesos como la cuaja, el crecimiento y desarrollo de frutos y la reducción de la alternancia productiva. Sin embargo, el uso de estos productos debe enmarcarse en una estrategia productiva y técnica que requiere atención por parte de los usuarios y exportadores de fruta, sobre todo cuando existe una normativa en la recomendación de uso.

Sumitomo Chemical Chile (Ex - Valent BioSciences), formula algunos fitoreguladores, entre los que se destacan: Sunny - Sumagic (uniconazole-p), siendo estos comercializados en Chile por Anasac.


Sunny 5 SC y Sumagic 5 SC, son triazoles que tienen la actividad inhibitoria de la giberelina endógena (GA3), la cual está presente naturalmente en los árboles, sin embargo, este regulador de crecimiento natural es el encargado de elongar los tejidos vegetales en desarrollo. Cuando comienza la floración del palto, también comienza el desarrollo vegetativo que se transforma en una fuerte competencia para el proceso de fructificación. En este momento, aplicaciones foliares sobre las panículas indeterminadas (con brotes), produce un marcado incremento en la cuaja al frenar la competencia que se genera entre los brotes y la panícula. En esta misma dirección, una vez que las flores comienzan a cuajar, aplicaciones de Sunny al brote, han mostrado consistentemente un incremento en el rendimiento a cosecha al aumentar el calibre de la fruta.

El momento de aplicación de Sunny 5 SC, requiere especial atención, es decir, una condición fenológica determinada que debe ser monitoreada con antelación para cubrir el requerimiento como es deseado. La presencia de brotes rojos de entre 5 y 10 cm determina el momento ideal para el tratamiento.
 
 
La dosis, depende de la cantidad de ingrediente activo que se requiere para detener un brote vegetativo. Mientras más pequeño el brote, menos dosis por hectáreas se requiere. Así, lo que se recomienda es variar la concentración de la solución desde 0,3% hasta 0,7% según el estado de los brotes. Naturalmente la dosis/Ha, es la resultante de una concentración y un mojamiento determinado.

Métodos de aplicación para los tratamientos que se realizan, varían desde el uso de bomba de espalda y dirigidos hasta aspersiones aéreas con avión o helicóptero. La eficacia de cada uno de estos tratamientos, depende del grado de cobertura que se logre. Normalmente los tratamientos pedestres o terrestres, dirigidos, son más eficaces que los aéreos al lograr mejor deposito del producto en el follaje objetivo.

Por último, pero no menos importante, es la condición del tiempo durante la cual se realiza el tratamiento, es decir, si se requiere cobertura y deposito, el tratamiento será más eficaz cuando la temperatura y humedad relativa favorezcan un secado lento.

Sumagic 5 SC, corresponde al registro que tiene uniconazol-p para uso al suelo, vía riego. Este uso se ha desarrollado en huertos con pendiente y alta densidad, donde lo importante es mantener los arboles pequeños e iluminados. De esta manera, pueden ser cosechados sin dificultad, aun cuando se encuentran en pendiente. El tratamiento se realiza con cuaja determinada y crecimiento vegetativo activo. Esto último es importante ya que el producto al estar en solución es absorbido por las raíces y transportado hacia los brotes, junto a la corriente transpiratoria. Su acción es más prolongada que cuando se aplica foliar y permite detener el crecimiento vegetativo con lo que se consigue mantener el huerto iluminado lo que mejora la inducción floral.