Floración en uva de mesa: momentos claves para el control de Oídio y Botrytis


Las condiciones climáticas adversas han favorecido la aparición de enfermedades que afectan un óptimo desarrollo para la uva de mesa, significando esto un nuevo desafío para los productores. BASF, empresa química líder en innovación, a través de Bellis®, entrega al productor una solución con amplio espectro de control, largo período de protección y una excelente herramienta para programas antiresistencia.
La uva de mesa es un cultivo de importancia en el mercado chileno e internacional, siendo nuestro país el principal exportador de este fruto. Para logar una producción de calidad los productores deben superar varios desafíos productivos y uno de ellos es el control de enfermedades en forma eficiente y que, en algunas temporadas, se ha tornado una gran amenaza en los parrones.

Durante la floración de uva de mesa se presentan al mismo tiempo las dos enfermedades más importantes para esta especie: pudrición gris causada por Botrytis cinerea y Oídio causada por Uncinula necator.

Botrytis cinerea en su primer ciclo de infección ataca los órganos florales y queda latente en ellos, expresándose a cosecha y/o en post cosecha en las bayas de los racimos. Esta enfermedad se caracteriza por una gran agresividad cuando las condiciones ambientales le son favorables, siendo indispensables para su control contar con herramientas de manejo cultural (ventilación del follaje, arreglo de racimos, evitar heridas de las bayas, manejo racional del nitrógeno, entre otros) y fungicidas para su control químico.

Por otra parte, el Oídio de la vid constituye otra enfermedad de mucha importancia. El período crítico de este hongo se da en dos etapas: desde el momento de inicio de flor hasta baya recién cuajada; y desde pinta a precosecha (ocurre cuando las bayas disminuyen su acidez y aumenta el contenido de azúcar). El Oídio puede atacar todos los tejidos verdes de la vid (frutos, raquis, hojas y partes florales), por lo cual, su control en parrones considera aplicaciones preventivas durante prácticamente todo el ciclo del cultivo. Para esto solo requiere una alta humedad relativa del aire y de condiciones favorables de temperatura para que ocurra la germinación de esporas.

Para el control de ambas enfermedades durante la floración se recurre al uso de mezcla de tanque de fungicidas específicos para el control de cada patógeno o la aplicación de productos que otorguen lo que se conoce como un control mixto de estas enfermedades. Esto facilita el trabajo en campo y en muchos casos ahorra costos, ya que con un solo producto se puede controlar eficazmente ambas enfermedades.

En este sentido BASF, empresa química líder en innovación, ofrece el fungicida Bellis®, producto elaborado en base a Boscalid y Piraclostrobin, y que se presenta como una herramienta probadamente efectiva en terreno, que otorga un adecuado control de, enfermedades durante la floración de uva de mesa como lo son Botrytis y el Oídio Pablo Kauer, ingeniero agrónomo y Gerente de Investigación y Desarrollo LAN de soluciones para la Agricultura en BASF Chile, destaca que el productor “al utilizar Bellis®, se obtiene un producto sin restricciones, con efecto fisiológico que controla simultáneamente dos enfermedades complejas como lo son botrytis y oídio. Esto le permite un beneficio económico al ahorrar en mezcla de productos y al mantener sana su producción de uva de mesa por un tiempo prolongado”, cierra el especialista.

Para la protección de la uva de mesa, siempre se debe poner énfasis en asegurar la cobertura total de todo el período de floración con el fin de lograr el más alto nivel de control de ambas enfermedades. En ese sentido, se deben construir programas de control que contemplen una adecuada rotación de ingredientes activos y frecuencias de aplicación considerando las características particulares de cada producto elegido.

Acerca la División de Soluciones para la Agricultura de BASF

Con una población en rápido crecimiento, el mundo depende cada vez más de nuestra capacidad para desarrollar y mantener una agricultura sustentable y entornos saludables. Trabajando con agricultores, profesionales agrícolas y expertos en el manejo de plagas y otros, nuestro rol es ayudar a que esto sea posible. Es por eso que invertimos en I+D y en un innovador portafolio que incluye semillas, eventos biotecnológicos, productos químicos y biológicos para la protección de cultivos, productos para el cuidado del suelo y las plantas, control de plagas urbanas y rurales, además de soluciones digitales. Con equipos de expertos en nuestros laboratorios, fábricas, oficinas y en el campo, conectamos el pensamiento innovador con acciones concretas para desarrollar soluciones útiles para el día a día de los agricultores, la sociedad y el medio ambiente. En el 2019, nuestra división generó ventas de 7,8 mil millones de euros. Para más información, visítenos en agriculture.basf.com o en cualquiera de nuestros canales de redes sociales.