Ya han pasado varias semanas desde que un nuevo y desconocido virus ponía en jaque todo nuestro mundo, y ya superado el shock inicial, todos hemos ido adaptando nuestras rutinas a la nueva situación. En este escenario incierto, las empresas del sector agrícola han buscado la manera de poder seguir en funcionamiento pese a todas las dificultades e incertidumbres, ya que siendo parte de la cadena alimentaria, el rubro agrícola no puede detenerse.
--
Uno de los principales desafíos que ha planteado el nuevo escenario es el distanciamiento social, lo cual ha traído una serie de desafíos a las empresas agrícolas que necesitan seguir en contacto con sus clientes y proveedores. Es así como antes algunas personas nunca se habían conectado a través de una teleconferencia, y hoy es habitual para ellos reunirse mediante estas plataformas. Según datos entregados por la Subtel, el tráfico de internet tuvo un aumento del 30% durante la última semana de marzo.

Gustavo Yentzen, dueño del Portal Frutícola, cuenta que desde que se inició la crisis sanitaria han visto un significativo aumento en las visitas e interacción en Portalfruticola.com, pasando de 950,000 visitas en febrero y marzo a 2 millones de visitas en abril. “Hemos experimentado un enorme crecimiento en estas semanas, que se suma a un ya bastante fuerte crecimiento en 2019. El incremento se explica porque las personas al estar en su casa consumen mucho más información vía medios digitales”, señaló.

Este nuevo escenario laboral, ha marcado un gran desafío para aquellas empresas que, previo a la crisis sanitaria, no contaban con las herramientas digitales adecuadas que les permitieran continuar con sus operaciones pese a que los equipos de trabajos se encontrasen distanciados. Es así como en poco tiempo, las empresas agrícolas han tenido que adaptarse a la nueva modalidad del teletrabajo, para lo cual se han utilizado diversas plataformas de teleconferencia.

Un ejemplo concreto es Syngenta, que como empresa multinacional ya disponía de muchas herramientas que les permitían trabajar de manera remota, por lo que, muy rápidamente y con la ayuda de todos los colaboradores que componen Syngenta Chile, se comenzaron a organizar múltiples reuniones utilizando una plataforma; Seminarios on-line, en los que han participado algunos de los asesores agrícolas más importantes de Chile y han contado con la participación de invitados de fuera del país.

No obstante, y al igual que en muchos rubros, en el agrícola hay labores que no pueden realizarse de manera remota. Por ejemplo, está el caso de los packings y plantas procesadoras de fruta, en los que es muy difícil mantener el distanciamiento social, por lo que las medidas preventivas son aún más exigentes.

Sebastián Morales, Gerente de Operaciones de Sociedad Agrícola El Piden, cuenta que a modo de prevención, como empresa han adoptado las medidas que dictan los protocolos nacionales e internacionales, tanto para el trabajo dentro de las instalaciones, como para los traslados de los trabajadores desde y hacia sus casas. “Entre otras cosas, entregamos mascarillas anti fluidos al 100% de nuestro personal, las cuales son reutilizables y deben desinfectarse diariamente; tomamos la temperatura a todos los que ingresan a la planta; y establecimos turnos diferidos de colación para respetar el distanciamiento social de un metro. Hemos sido rigurosos al aplicar diariamente las medidas preventivas, y lo hemos sido aún más en aquellos puestos de trabajo donde, debido a la naturaleza de la maquinaria utilizada, no se puede establecer distancia de más de un metro entre un trabajador y otro. En esos casos, por ejemplo, estamos utilizando cascos acrílicos para minimizar el contacto por las vías aéreas”.

En general, se ha visto que los trabajadores del rubro agrícola han recibido de manera muy positiva las medidas adoptadas por sus empleadores, ya que saben que éstas van en beneficio de su propia seguridad y salud.

Seminarios, charlas y ferias

Uno de los puntos de encuentros más importantes para el sector agrícola tradicionalmente han sido los seminarios, charlas y ferias, ya que es en este tipo de eventos donde es posible hacer contactos comerciales y al mismo tiempo enterarse de las últimas novedades del sector. En estas actividades, los distintos actores del rubro invierten grandes presupuestos para captar la atención del público a través de, cada vez más, sofisticadas estrategias de marketing.

Sin embargo, una de las tantas consecuencias que el coronavirus ha dejado en nuestras vidas, en cuanto a lo laboral, ha dejado en suspenso todo este tipo de actividades y cumbres que reúnen a actores de todo el mundo. Sin duda que esto ha llegado a desafiar incluso a las compañías más grandes del planeta y los ha llevado a replantearse su manera de operar y captar clientes.

Algunas ferias se han digitalizado, como es el caso de United Fresh, una de las ferias de fruta fresca más importantes del mundo que este año se realizará el 15 de junio de manera digital. Según Gustavo Yentzen, dueño de Grupo Yentzen empresa que organiza ferias de gran importancia para el mundo agrícola internacional: “no hemos suspendido nuestros eventos; debimos posponer el Global Cherry Summit hasta fines de Septiembre 2020 y el Agricultural Water Summit se mantiene para fines de Agosto. Obviamente estamos muy atentos a ver cómo va avanzando la pandemia”.

Como explica Gustavo Yentzen, están evaluando digitalizar las presentaciones para aquellos asistentes que no puedan o no quieran asistir presencialmente. Pero, según su punto de vista, el espíritu de las ferias va mucho más allá que las charlas o seminarios en sí: “Existe una experiencia al asistir a una feria que implica, además de enterarse de las últimas tendencias y escuchar a los expertos mundiales, de poder hacer contactos comerciales y personales, eso es imposible de lograr a través de una feria online – equivale a ver un partido de futbol por la televisión o ir al estadio. Simplemente son experiencias imposibles de comparar", aseguró.

Distribución de productos para el agro

Dado que el agro se encuentra dentro de la cadena de producción alimentaria, en general todos quienes trabajan en el rubro han contado con ciertas “facilidades” para seguir operando, o al menos, no han suspendido del todo sus operaciones. Por ejemplo, en el caso de agroquímicos y suministros agrícolas, a pesar de tener que lidiar con la cuarentena, toque de queda y otras restricciones específicas, es un rubro que no ha visto mayor cambio en el comportamiento de sus clientes.

Pedro Illanes, Director Comercial sucursal Rancagua de Coagra, reconoció que durante las últimas semanas de marzo “hubo un peak en los pedidos de petróleo, ya que había incertidumbre por lo que pudiera pasar y los clientes preferían resguardarse y estar abastecidos. Sin embargo, con el pasar de las semanas el comportamiento de compra de nuestros clientes ha tendido a retomar el curso proyectado para esta temporada”.

Considerando lo anterior, las primeras semanas de la emergencia sanitaria fueron bastante desafiantes en cuanto a la logística de la distribución de productos y suministros agrícolas. José Manuel Pozo, Gerente de Logística de Coagra, sostiene “Ha sido un periodo en el que nos hemos enfrentado a un tremendo desafío, ya que por un lado hemos tenido que dar continuidad al abastecimiento de nuestras sucursales a lo largo de todo Chile y, por otro lado, hemos tenido que adaptarnos con medidas de seguridad para proteger la salud de nuestros trabajadores y evitar el contagio de coronavirus”. Entre las medidas que han tenido que adoptar, José Manuel destaca los procedimientos de sanitización e higienización de espacios, uso de guantes y mascarillas, lavado frecuente de manos y aplicación de alcohol gel, traspaso seguro de guías de despacho mediante carpetas y lápices de uso personal, entre otros. “Hemos trabajado de la mano con el área de Prevención de Riesgos, lo que ha sido muy positivo, ya que gracias a sus conocimientos y experiencia, hasta el momento hemos podido proteger la salud de nuestra gente, que es lo más importante”.