Aspectos clave al momento de elegir su semilla de maíz

Los agricultores maiceros deben considerar múltiples factores a la hora de escoger el híbrido apropiado para sembrar. Éste debe adaptarse a la zona geográfica donde se cultivará, considerando tipo de suelo y clima, además de las prácticas de labranza y manejo de control de malezas e insectos que realice habitualmente el agricultor.

En Semillas Tuniche estamos conscientes que en la calidad de la semilla, el agricultor se juega parte importante de su rendimiento y por lo tanto, de su negocio. Por esto, nos preocupamos que cada grano de semilla de maíz cuente con los parámetros de calidad exigidos por la ley de semillas en Chile.
Al seleccionar su híbrido de maíz, le recomendamos fijarse en estos 3 aspectos:
1. Seleccionar los híbridos por Alto Potencial de Rendimiento
Actualmente la información disponible para elegir híbridos por rendimiento es abundante, ya que hay acceso a conocer los resultados de rendimientos de muchas empresas y agricultores a lo largo del país. Si seleccionamos los de mayor rendimiento, se estarán eligiendo los maíces de mayor potencial. Se debe tener en cuenta eso si, que en la práctica los ambientes de producción varían y no todos los híbridos responderán de la misma manera a dichos cambios. También debe contemplar que estos rendimientos se manifestarán mejor cuanto más adecuado sea el ambiente (óptimos suelos, disponibilidad de agua, fertilización, etc).
 
 
2. Seleccionar los híbridos por Estabilidad de Producción
En primer lugar es necesario definir las condiciones de suelo y clima existentes en su zona. La combinación de ambos factores determina el potencial de producción del cultivo.
Cuanto más adversas sean estas condiciones, más necesario será sembrar un híbrido rústico, es decir, que se adapte con más facilidad a las distintas situaciones.
 
 
3. Seleccionar los híbridos por Características Agronómicas
Una vez determinada las condiciones ambientales y seleccionado el híbrido de alto rendimiento, el siguiente factor a tomar en cuenta son las características agronómicas.
· Tolerancia a ciertas enfermedades.
· Largo del ciclo: la elección de un híbrido precoz, semiprecoz o intermedio dependerá básicamente de la zona donde vaya a sembrarse, si el suelo presenta problemas a la hora de cosechar, si se quiere cosechar más temprano para poder realizar cultivos sucesores, o evitar enfermedades al final del ciclo.
· Dureza de caña: la resistencia al vuelco y al quebrado, mejoran las posibilidades de manejo del cultivo, disminuyendo costos de secada, ya que el cultivo puede mantenerse en pie por más tiempo y alcanzar una humedad de cosecha más cercana a la comercialización.
 
 

¿En qué fijarse cuando ya tiene su semilla?

Una vez que ya tiene escogido su híbrido de maíz y ya recibió su semilla en el campo, asegúrese de:
· Sembrar solamente semillas de alta calidad con excelente potencial de emergencia. Usted puede solicitar el certificado de germinación con su distribuidor, y corroborar que el porcentaje de germinación sea como mínimo del 92% para semilla de grano y silo.
· Comprobar que la semilla que vaya a sembrar tenga un mismo calibre, revisando que las bolsas que lleguen al campo correspondan a un mismo tipo. En Semillas Tuniche contamos con el servicio de Despacho Directo, para compras de más de 50 bolsas, con el cual puede asegurar un mismo tipo de calibre. Esto permitirá una siembra más uniforme, con una densidad y distribución adecuada, lo que se reflejará en un mejor manejo del cultivo y rendimientos más consistentes.