Estados del maíz desde germinación hasta V7


(Adaptado por Juan Pablo Swinburn del Manual Pioneer® del Maíz).
Estamos iniciando las siembras y siempre es bueno revisar las etapas de desarrollo del maíz, para tener claro cómo reconocerlas y los efectos que ellas pueden tener al final del cultivo. Para ello hemos preparado este material que esperamos sea de su utilidad.

Germinación y Emergencia (VE):

Después de sembrar una semilla de maíz, esta absorberá aproximadamente 30-35% de su peso en agua. Se ha demostrado que las temperaturas del agua que absorbe son muy importantes en el proceso de germinación y no tanto la del aire propiamente tal.
Para que la radícula comience a alargarse, las temperaturas del suelo deben ser propicias para el proceso de germinación, una temperatura mínima del suelo comúnmente aceptada es 10 ° C. Poco después que la radícula emerge, tres o cuatro raíces adicionales emergen de la semilla. Estas raíces y la radícula forman el sistema de raíces seminal que funciona en la absorción de agua y algunos nutrientes para la plántula, aunque la mayoría de los nutrientes para la plántula son suministrados por almidones y proteínas hidrolizados del endospermo en este estado, el desarrollo de la corona y la raíz nodal (permanente) se inicia en VE. (figura 1).
 
 
La planta de maíz muestra una emergencia "hipogea", donde el cotiledón permanece debajo de la superficie del suelo. El mesocótilo o primer entrenudo, se alarga y empuja la punta del coleóptilo hacia la superficie del suelo. Cuando el coleóptilo rompe la superficie del suelo, se produce la emergencia (VE). La luz solar altera el coleóptilo y el mesocótilo se elonga y fija la posición de la corona y la primera raíz nodal a aproximadamente 2 cm por debajo de la superficie del suelo. Ésta es una medida bastante constante, a menos que la profundidad de siembra sea excepcionalmente superficial (menos de 2.5 cm).
El meristema apical (punto de crecimiento) y los inicios de hojas continúan alargándose hacia arriba desde esta posición (Figura 2).
 
 
Después de la emergencia del coleóptilo, el crecimiento del sistema de raíces seminal se ralentiza y luego cesa en aproximadamente V3. (Figura 3). Mientras el sistema de raíces nodal crece, el sistema de raíces seminal permanece activo, pero progresivamente suministra un porcentaje menor del agua total y nutrientes del suelo para el crecimiento de las plantas. El coleóptilo emergido, con la plúmula (planta embrionaria) encerrada se alarga y las hojas embrionarias crecen a través del coleóptilo y la primera hoja verdadera (punta redondeada) emerge y se cuenta como la hoja V1 durante las primeras estadificación (Figura 2). Todas las hojas siguientes tienen puntas puntiagudas (Figura 3). Algunas escalas no cuentan la hoja redondeada y en su lugar nombran esto etapa VC o entre VE y V1.
Durante este período, hay un mínimo de alargamiento del tallo (internudo), que depende un poco de la temperatura del suelo.
 
 

Estados vegetativos tempranos V1 a V5.

Hasta antes de V5, el punto de crecimiento está por debajo de la superficie del suelo y se inician todas las hojas y brotes a partir de ese momento (Figura 4). Un brote inicia en cada nudo (axila de cada hoja) desde la primera hoja (debajo del suelo) hasta aproximadamente la 13a hoja (sobre el suelo). Los brotes que se desarrollan en las axilas de las hojas pueden diferenciarse en tejido reproductivo (mazorcas) y los brotes que se desarrollan debajo del suelo pueden diferenciarse en tejido vegetativo (raíces absorbentes). Las raíces permanentes se desarrollan en cinco nudos debajo de la superficie, uno en la superficie del suelo y potencialmente uno o más nudos por encima de la superficie del suelo.
Las raíces por encima de la superficie del suelo se conocen comúnmente como raíces ancla y pueden apoyar el tallo y tomar agua y nutrientes si penetran en el suelo (Figura 5). Las raíces superiores pueden no llegar al suelo porque la planta deja de crecer cuando cambia del desarrollo vegetativo al desarrollo reproductivo. El desarrollo de esta etapa depende de la genética y el medio ambiente.

Las etapas de la mitad del periodo vegetativo (V6 y V7).

Durante estas etapas las plantas de maíz comienzan un período de elongación entre los internudos muy rápida. El punto de crecimiento se mueve por encima de la superficie del suelo alrededor de V6, y la planta es ahora susceptible a lesiones ambientales (heladas) o mecánicas que pueden dañar el punto de crecimiento (Figura 6). Como resultado de este rápido crecimiento, las tres o cuatro hojas inferiores, incluyendo la primera hoja verdadera, pueden desprenderse del tallo y descomponerse. Típicamente, el primer internudo apreciable a la vista será entrenudos cuatro y cinco y tendrá aproximadamente 0,6 cm de longitud (Figura 7). Identifique la hoja adjunta en el quinto nudo y cuente las hojas sucesivas de collar por encima de él para determinar la etapa vegetativa (Figura 6). El número de hileras de granos alrededor de la mazorca se establece en aproximadamente V7, momento en el cual los primordios de la mazorca (Figura 6) y / o hijuelos, así como la espiga se forman (Figura 8).

Las etapas de la mitad del periodo vegetativo (V6 y V7).

En la mazorca siempre habrá un número par de filas, como resultado de la división celular. La mayoría de los híbridos de madurez media promedian 14, 16 o 18 hileras de granos, pero pueden ser menos o más. Los números de filas inferiores están altamente correlacionados con los híbridos de madurez temprana y los mayores con precocidades más tardías. El número absoluto está fuertemente controlado por la genética híbrida y a menudo, es consistente dentro de un híbrido en una ubicación determinada. Las tensiones metabólicas severas durante estas etapas, como el momento de algunas aplicaciones de herbicidas, fertilización y stress hídrico pueden reducir el número de hileras de granos producidas en cada mazorca.
Esperamos que este repaso de los estados de desarrollo del maíz sea de utilidad y en un próximo número continuaremos de V8 hasta las etapas reproductivas.

Juan Pablo Swinburn.
Market Developer Pioneer®
+56 9 9345 3812
juanpablo.swinburn@corteva.com