Consideraciones para una buena salida de receso invernal: Aliviando el estrés acumulado de postcosecha

Durante los meses Junio y Julio de cada año, comenzamos con las típicas preguntas de “¿cómo viene las horas de frío?”, “¿porciones o base a 7° C?”, “¿debo aplicar cianamida e interruptores de dormancia?”. Esas y muchas otras preguntas son sumamente importantes. Sin embargo, debemos recordar que las plantas de hoja caduca y en especial las cerezas, la etapa de postcosecha determina en gran medida procesos de inducción y de diferenciación floral (Ver Figura 1), y no solamente eso, sino también la acumulación de reservas que sostendrán el crecimiento inicial durante la siguiente primavera. En consideración a lo anterior, debemos tener presente que la temporada pasada al igual que muchas otras fue sumamente estresante, pero con el agravante de un déficit hídrico que afecto fuertemente incluso hasta productores de la VII región. En ese sentido, el nivel de estrés y desequilibrios al ingreso de receso, claramente repercutirán el despertar la siguiente temporada, tanto desde el punto de vista de “estrés acumulado” como de bajos niveles de reservas. Por esos motivos, y considerando que los procesos de “sellado” de yemas no fueron tan satisfactorios, debemos ser muy cautos a la hora de realizar la elección de que rompedores de dormancia debemos utilizar.
 
 

¿Qué consideraciones debo tener para la zona Norte y Centro Norte?

Claramente la decisión de usar o no interruptor de dormancia dependerá más que solo de decisiones técnicas, ya que en zonas con baja acumulación (histórica) o variedades cuyo negocio es fruta temprana, será necesario utilizar la cianamida hidrogenada para acelerar los procesos de salida de receso. ¿Qué pasa con los otros interruptores complementarios a la cianamida hidrogenada? Si consideramos que ese activo es altamente efectivo y “estresante”, pero al mismo tiempo estamos sumando otro interruptor “caustico” o “intoxicante”, estamos agregando más estrés a la ya “apaleada” planta, lo que se puede traducir en muerte de tejido, mayor sensibilidad a heladas, mayor desequilibrio de la planta y mayor susceptibilidad a algunos patógenos. ¿Qué alternativas existen? La principal sugerencia como complemento a la cianamida, es la aplicación de productos de tipo “Hormonal” y “nutricional”, debido a la que las fitohormonas del crecimiento son capaces de aliviar y reequilibrar a la planta, ayudándola a mantener un mejor desarrollo inicial, el cual se debe complementar con aportes nutricionales que promuevan un mayor crecimiento y actividad de las fitohormonas. Esa estrategia, es la que ha utilizado por muchas temporadas la empresa Stoller a través del producto “Prostart Plus”, bioestimulante que contiene co-factores hormonales de crecimiento (Cyk-Auxi-GA), los cuales promueven un mejor desarrollo inicial, más homogéneo y libre de estrés. Adicionalmente, el producto cuenta en su formulación con nutrientes como Nitrógeno, Calcio, Magnesio, Zinc y Boro, los que cumplen un rol en el crecimiento y desarrollo, así como también en la síntesis y activación de las fitohormonas. Un claro ejemplo de lo anterior puede ser observado en el resumen histórico de un ensayo que se ha llevado a cabo desde el 2013 en el cultivar Royal Dawn en la VI región (Figura 2), donde un año con un gran evento de helada, el rendimiento se vio fuertemente mantenido en condiciones de uso de Prostart Plus. En relación con el resto de los años, no se han observado grandes variaciones entre los tratamientos, sin embargo, desde el punto de vista del costo beneficio, la estrategia Prostart Plus es mejor.
 
 

¿Qué consideraciones debo tener para la Centro Sur y Sur?

La zona centro sur y sur del país también ha experimentado un aumento del déficit hídrico, sin embargo, las condiciones en general son aún más “adecuadas” en términos de estrés en postcosecha e inicio de receso invernal. Sin embargo, un punto a considerar es que en muchos huertos de la zona de Chillan e incluso hasta la zona de Angol, se están utilizando herramientas como cianamida hidrogenada en complemento a otros interruptores más cáusticos, lo que probablemente no genera los resultados esperados desde el punto de vista más “comercial” e incluso más logístico como el “escalonar” cosecha, sino más bien, aumenta fuertemente las posibilidades de pérdidas productivas por heladas, genera un gran estrés al inicio de temporada (suma del uso de los interruptores más las condiciones de frio y humedad presentes en el sur), y aumenta fuertemente la predisposición para la entrada y incremento en la severidad del cáncer bacterial u otros patógenos. ¿Qué alternativas existen? Nuevamente, la mejor alternativa es utilizar la cianamida hidrogenada “solo si es fuese necesaria, con un objetivo muy claro y dosis ajustada”, interruptores de dormancia como “Prostart Plus”, debido a que su componente hormonal-nutricional ayudaran a aliviar el estrés, mejorar el desarrollo y estar más equilibrada para enfrentar ataques de patógenos. Lo anterior puede ser revisado en el cuadro 1, donde el uso de cianamida hidrogenada más Prostart Plus fue capaz de sortear de mejor forma las heladas en la zona sur.