Fertilizantes líquidos de Quimetal: exactos, a la medida, de máxima eficacia

En la actualidad, la tecnología nos aproxima cada vez más a entregar a las plantas lo que realmente necesitan, y el insumo nutricional debe estar a la altura. ¿Para qué seguir gastando más en jornadas de trabajo en almacenar, en subir y bajar sacos, en reponer los robos, en disolver una mezcla que no sabremos si quedó como indicamos? Quimetal Fertilizantes ofrece una respuesta a través de su producto AQUAMIX, programando desde ya las entregas puntuales de su plan de fertilización.

En términos muy simples el servicio de Quimetal consiste en entregar a nuestros clientes mezclas AQUAMIX, soluciones nutricionales líquidas perfectas, listas para inyectar directamente al sistema de riego. ¿Cómo funciona?. El cliente nos entrega su programa de fertilización de la temporada, generalmente en agosto, y lo transformamos en mezclas líquidas, con las diferencias en nitrógeno, fósforo, potasio y otros nutrientes de acuerdo al estado fenológico de las plantas. El 99% de lo que nos demandan corresponde a frutales: cerezos, arándanos, nogales, avellanos, uva, de todo...

Sin errores, uniformidad garantizada, trazabilidad

Con los fertilizantes solubles se corre el riesgo de una falta de exactitud en el proceso de disolverlos. Cuando hay que mezclar dos o más productos, es común que se produzcan equivocaciones. En Quimetal contamos con una planta 100% automatizada, los fertilizantes se cargan de acuerdo a lo solicitado, se añade el agua y se agita sin intervención de personas hasta la carga en el camión. El resultado es exacto. El servicio minimiza los errores, garantizando la uniformidad de los nutrientes. Además, guardamos por 6 meses una contramuestra del 100% de lo que fabricamos, para dar trazabilidad total.

Con ello se terminan problemas como tener que destapar goteros debido a la formación de precipitados por la baja solubilidad de los nutrientes y mala calidad de la solución madre. Las mezclas son soluciones uniformes donde los nutrientes se encuentran en máxima concentración, lo que se traduce en menos tiempo de inyección.

Esto permite una mejor oportunidad en la aplicación, por ejemplo, cuando tenemos que inyectar grandes dosis de fertilizantes en un corto período de tiempo. Entregamos a la hora y el día que nos indica el cliente, con la fórmula que él solicitó.

El rango de superficie predial es muy amplio, hay productores que pueden recibir 50.000 litros diarios y otros que solo requieren la carga mínima para todo el mes. Por un tema logístico, esa carga mínima es de 4.000 litros, lo cual implica que el campo debe tener la capacidad de recibirlos. Quienes cuentan con recipientes de menor capacidad deben hacer esa inversión inicial, aspecto importante al diseñar un proyecto postulable a la Ley de Riego. La distribución se realiza regularmente entre La Serena y Chillán. Los productores más alejados pueden contactarse para buscar soluciones de acuerdo a sus requerimientos.

Un sistema que facilita el quehacer de la mano de obra en tiempos de crisis

A la escasez y costo de la mano de obra, la actual crisis sanitaria agregó dificultades de operación y disponibilidad, y AQUAMIX es un aporte en ese sentido ya que se han determinado ahorros logísticos de un 15 a 20% en costos directos de bodegaje, transporte dentro del campo, carga y descarga de los sacos, y el trabajo de disolver los fertilizantes. Otro beneficio destacado es el término del robo de fertilizantes. Además hay aspectos técnicos: uniformidad de desarrollo de los árboles, mayor rendimiento, aumentos de calibre, mejora de la calidad y en general todos los derivados del perfeccionamiento de la fertilización.

Extracto del artículo publicado en la Edición 111, de RedAgrícola. Para conocer el reportaje en extenso, haga click aquí.