Sequía (¿o no sequía?) en Chile


Luego de las inesperadas lluvias de este invierno, muchos se estarán preguntando qué pasará con la sequía. ¿Ya la superamos? Si bien el agua caída este invierno fue mayor de lo pronosticado, “una golondrina no hace verano” y los expertos así lo afirman también.
Y es que la sequía que estamos experimentando en Chile es extensa y extrema. Tanto en déficit de precipitaciones, así como también en déficit en el caudal de los ríos, se ha extendido por más de 10 años, lo que la hace ser extensa, y a la vez, es extrema, dado que el déficit llegó el año 2019 a un 72%. No obstante, y si bien las lluvias de este invierno no resuelven el problema estructural, sí atenúan las perspectivas de corto plazo, dando un respiro al rubro agrícola por, al menos, una temporada.

Gianfranco Marcone, Metereólogo de Canal 13, sostiene que, en cuanto al balance de las precipitaciones y nieve acumulada durante los últimos meses, “se puede decir que es un buen año en la zona central, tomando el contexto de los últimos 15 años. Ahora, si nos vamos al contexto de lo que es normal, claramente igual es un año seco que extiende la mega sequía de la zona”.

Por su parte, Oscar Mercado, director del Programa de Sustentabilidad de la UTEM, afirmó a LUN que las precipitaciones caídas los últimos meses tendrán efectos positivos para el cultivo. “Sin duda la acumulación de nieve en la cordillera es una buena noticia para la agricultura (…) Para este año las lluvias y la nieve darán sin duda un respiro al menos a los agricultores”.

El gráfico a continuación muestra cuánto más o cuánto menos ha llovido, en milímetros, este año en la zona central, comparado al 2017, año considerado un “veranito de San Juan” en medio de la mega sequía en la zona central. (Fuente: AGROMET)
 
 
A partir del gráfico anterior, donde se analizan las regiones de Valparaíso al Maule, se puede decir que en el 84% de las estaciones de la zona central se registraron mayores niveles de precipitaciones comparado con el año 2017; solo en 6 estaciones hubo menor cantidad de agua caída que el 2017.

En cuanto a la acumulación de nieve a la fecha, el informe de la Dirección General de Aguas del 27 de julio muestra al 2020 como un buen año, ya que se han reducido bastante los déficits, especialmente desde la cuenca de Rapel al sur (desde Termas del Flaco), salvo la del Itata (Volcán Chillán).

Además, en general, la acumulación de nieve este año es muy superior a lo registrado el 2019 (año denominado de hiper sequía), como lo señala el gráfico a continuación (fuente: DGA):
 
 

Inicio de temporada agrícola

Vivimos en un país privilegiado, con más de 1.200 ríos y 3.500 glaciares repartidos en todo el territorio nacional, situándonos como la tercera reserva de agua dulce del mundo. No obstante, son muchas las localidades que han sufrido la sequía de los últimos años, debido a un mal manejo y escasa infraestructura para distribuir el recurso hídrico entre los habitantes.

En entrevista exclusiva con Coagra, Ignacio Álamos, agricultor de la región de Valparaíso, dice “aquí hay agua, solo falta gestión e infraestructura para distribuirla entre los habitantes” y asegura que la mega sequía terminó con el 30% de sus huertos.

Andrés Morales, director de la Asociación de Canalistas Doñihue - Parral, región de O’Higgins, afirma que en la primera y segunda sección se espera que esta temporada haya suficiente agua de riego. Sin embargo, dice que no porque el año venga mejor de lo que se pensaba, hay que dejar de hacer inversiones. “Con las vacas gordas es cuando hay que invertir en mejorar canales, hacer marcos y otros, para que así, cuando vuelvan los tiempos más secos, podamos estar un poco más tranquilos y hacer un uso más eficiente del agua”.

Por su parte, Gianfranco Marcone proyecta una primavera “dentro de lo normal, en cuanto a precipitaciones y en cuanto a temperaturas mínimas, producto de la inminente entrada del fenómeno de la Niña”.